Mejoramiento del equipamiento museográfico e implementación de la exposición permanente del Museo de Talagante

La Corporación Cultural de Talagante, en su permanente compromiso por fortalecer el patrimonio cultural de la provincia, comenzó hace ya aproximadamente 15 años a trazar un plan museológico que representara el territorio local, que expresara claramente sus orígenes, y que fuera en rescate, protección, puesta en valor y promoción del patrimonio cultural, mediante la muestra y exposición de sus colecciones.

Así nació el Museo de Talagante el año 2013, que no solo custodia, sino que conserva y exhibe valiosos objetos asociados a la cultura local.

El año 2020 fuimos adjudicado con el proyecto Museo de Talagante, exposición Memoria y Territorio”, financiado por el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural a través del Fondo de Mejoramiento Integral de Museos, ejecutado por la Corporación Cultural con apoyo de MuseoNómada.

La zona que hoy ocupa la Provincia de Talagante tiene una larga historia como lugar de asentamiento humano, el cual podemos rastrear por más de 2000 años. Un territorio que ha sido y sigue siendo el hogar de diversos grupos humanos, los cuales han desarrollado variadas formas de vida, medios de subsistencia, prácticas comunitarias y arte creador y que también ha sido testigo de conflictos, procesos de dominación y cambios culturales que han marcado el devenir existencial de sus habitantes. Un paisaje cultural que en sus montañas, ríos y poblados encarna las memorias de los primeros habitantes pertenecientes a los pueblos originarios; de la posterior conquista europea; y de los procesos transformadores acontecidos desde el nacimiento de Chile hasta el presente; como también de las experiencias cotidianas, creencias, religiosidad, dolores, sueños e imaginarios, y de todo aquello que nos define como humanos.

 En la presente exposición el Museo de Talagante a través de sus colecciones de arqueología y Loza Policromada tradicional pone en dialogo -cultura y territorio- como dos ámbitos interrelacionados, con el fin de abrir las posibilidades interpretativas del quehacer existencial con sus contextos espaciales. Así, la muestra gira en torno al concepto “habitar”, abordando el territorio como un generador de pertenencia, significados, y prácticas culturales que permite descifrar los universos existenciales y simbólicos desde la ritualidad, expresiones sociales y creaciones estéticas capaces de representar mundos, ciclos, relatos, y filosofías de vida.

La exposición es a su vez una propuesta a mirar nuestro territorio como un lugar vivo y dinámico. Un área fértil y generosa que facilitó la vida, los contactos culturales, y el intercambio de técnicas y saberes de diversas comunidades; característica que perdura hasta nuestros días. Un punto de encuentro, donde el pasado dialoga con el presente y nos permite reconocer a través de los diversos patrimonios locales la presencia viva de comunidades e identidades en permanente construcción. Las colecciones se despliegan en dos espacios expositivos: Orígenes y Vidas Policromadas; una invitación a ser territorio, ser comunidad, a través del reconocimiento de quienes habitaron y habitan este espacio vital hoy llamado Talagante, para reflexionar sobre cómo hemos sido y cómo somos.

Revisa en las siguientes imágenes los procesos de avance

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *