EXPOSICIÓN VIRTUAL “UN HOMENAJE AL ARTE DEL ORGANILLERO Y CHINCHINERO A TRAVÉS DE LA FAMILIA LIZANA”

Hora: 19:00 HRS

Lugar: página www.culturatalagante.cl sección exposiciones virtuales

Precio: Gratuito

Fecha: viernes 2 de septiembre

Reseña:

Les invitamos a la exposición “Un Homenaje al arte del Organillero y Chinchinero a través de la Familia Lizana”

El Chinchinero nació en la Región Metropolitana de Santiago de Chile. Fue don Lázaro Kaplán quien comenzó esta tradición, en Santiago de Chile en la década de 1920 (puede que incluso un poco antes), cuya función era acompañar al organillo (los chinchineros solos sin organillo son producto de una época en que los organillos chilenos permanecían en mal estado, pues no tenían quién los reparara), y tocaba el chinchín y el bombo apoyado en el organillo (sin bailar).

Sus hijas cantaban las canciones que tocaba un organillo (el cual tocaba ¨La danza de la libélula¨, ¨Marinero de las delicias¨ y otras canciones del repertorio de esa época) y él, además del chinchín, se ponía cascabeles. Años después algunos comenzaron a imitar esta costumbre, todavía sólo en la Región Metropolitana. En la década de 1930 comienza su oficio el chinchinero vivo más antiguo en la actualidad, don Héctor Lizana Gutiérrez ([1]), quien conoció a don Lázaro Kaplán.

Fue don Héctor quien inventó el baile del chinchinero tal y como lo conocemos (antes algunos chinchineros hacían tímidos movimientos, pero no un verdadero baile) a fines de la década del 30.

Por ejemplo, la costumbre de pasar el pie entre la cuerda que acciona el hi-hat es invento de él.